Humábitat, una solución habitacional frente al cambio climático

El paradigma habitacional será inevitablemente alterado ante la realidad del cambio climático. La adaptación inteligente demandará soluciones en concreto.

Frente a la crisis climática en la que estamos inmersos y a la que debemos responder inmediatamente para evitar, en la medida de lo posible, catástrofes naturales más graves, Humábitat es un sueño ambientalista hecho realidad: menos espacio significa necesitar menos cosas y consumir menos energía. 

Las casas prefabricadas de Humábitat, módulos con dimensiones de 36m2, accesibles y versátiles, son una respuesta concreta frente a los desafíos ambientales que enfrentamos porque reducen drásticamente la huella de carbono en comparación con una casa tradicional. Humábitat promueve la menor implementación de energías y bajo mantenimiento, así como el incremento del valor natural y económico del lugar. Los sistemas habitacionales de Humábitat, de muy rápida construcción y desmontaje, no trastocan las características naturales del suelo, por lo que cumplen con un mínimo impacto ambiental y se vinculan con el lugar de manera sostenible, consciente y productiva. 

Asimismo, sus diseños, que responden a las mejores condiciones de funcionalidad, refugio y confort, promueven estilos de vida más respetuosos con el medio ambiente porque ocupan un espacio mucho más pequeño y un consumo menor de recursos. De acuerdo con estudios científicos, en los espacios habitacionales pequeños las huellas ecológicas se reducen aproximadamente un 45% en promedio, porque se gana en espacios verdes, en la posibilidad de proteger y desarrollar el ecosistema que le rodea, así como en la disminución de la contaminación del aire y el consumo de energía. 

Siguiendo con las estadísticas de los estudios más recientes, las casas pequeñas sustentables y racionales podrían salvar significativamente miles de hectáreas naturales. Por poner un ejemplo, se estima que si el 10% de los estadounidenses redujera su tamaño a una casa pequeña se podrían salvaguardar alrededor de 366 millones de acres de tierra biológicamente productiva; en México, esto no sería muy distinto. Asimismo, en espacios habitacionales con características como las de Humábitat, el consumo de todos los componentes principales del estilo de vida, incluidos los alimentos, el transporte y los bienes y servicios, también se reducen significativamente.

Humábitat es una respuesta concreta frente a los problemas ambientales que nos demandan acciones urgentes; lo que no sólo es una solución real en términos ecológicos, sino también sociales, porque dignifica la dimensión privada del individuo a corto, mediano y largo plazo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *